español | english

Más allá de la correcta traducción de las palabras, una buena traducción debe tener una excelente utilización de los signos de puntuación según las normas del idioma de destino. En ocasiones los signos de puntuación son empleados de manera diferente dependiendo del lenguaje en el que se está escribiendo. Tal es el caso de la diferente utilización de puntos, comas, punto y coma, comillas y guiones, entre el español y el inglés.

Tener en cuenta las reglas de puntuación es un principio básico para poder traducir un texto de manera correcta; sin embargo, a pesar de que existen normas que nos indican pautas para lograr una utilización adecuada de los signos de puntuación, éste es un factor que demanda un ejercicio de criterio por parte del autor del texto y del traductor .De emplearse de manera equívoca, podemos caer en el error de dar un sentido diferente al contenido que se está traduciendo y causar confusión al lector.

En cuanto a la utilización del punto: en el idioma español, el punto es algo a lo que no se recurre con tanta frecuencia como se hace en inglés. En vez de ello, en español se recurre a comas y punto y comas, ya que hay una preferencia a pausas menos marcadas en comparación con el idioma inglés.

La coma es utilizada de forma distinta en estos dos idiomas; para el español, la coma no se utiliza antes de una “y” u “o”, mientras que en inglés esto es algo que se emplea comúnmente y es correcto. En cuanto a las acotaciones, en inglés se utiliza “and” entre comas mientras que en español la coma va después de la “y”.

En el caso de traducciones técnicas en las que se emplean cifras y unidades de medida es necesario tener en cuenta que el inglés y el español mexicano emplean la misma puntuación; sin embargo, el español de España emplea el uso de comas y puntos de manera inversa en relación a como se emplea en inglés y español mexicano.

Ejemplo:

Español mexicano e inglés: 1, 000,000.45

Español de España: 1.000.000,45

Estos son solo algunos de los factores que se deben tomar en cuenta para emplear de manera correcta los signos de puntuación al momento de realizar una traducción. Lo más importante, es que el traductor sea consciente de que un texto puede cambiar totalmente dependiendo de la ubicación de una coma o un punto.

La correcta utilización de la puntuación